Soluciones

Pensar solo en el  problema, definitivamente bloquea la posibilidad de ver las soluciones. Cuando pensamos que algo es imposible, termina siéndolo, pero para nosotros. Porque nuestra mente deja de trabajar buscando la manera de lograrlo ya que dimos por hecho que no se puede. Pensar siempre en el problema no es suficiente para resolverlo, si creamos escenarios con supuestos distintos e imaginamos que pasaría si.... es muy probable que demos con la mejor solución.


El punto de partida debe ser pensar que la solución existe y trabajaremos para encontrarla, luego verás que tu mente y energía colaborarán de una forma impresionante.