¿Ya tomaste tu cafecito?



Reflexionemos

El triunfador ve siempre una oportunidad cerca de cada obstáculo. El perdedor ve de dos a tres obstáculos cerca de cada oportunidad.