La oportunidad de aprender

Aunque es necesario estar en disposición de enseñar, no es saludable querer ser siempre el maestro. 

En muchas circunstancias de la vida se requiere la humildad para ser el alumno y pensar que de cada persona hay algo que aprender. Cada escenario presenta sus oportunidades de aprendizaje que indiscutiblemente nos hace mejores como personas. 



 Detener nuestro discurso de enseñanza para procurar observar, escuchar y meditar en búsqueda de aprender, no siempre es fácil pero vale el esfuerzo de lograrlo.