Una dosis de desayuno





El ayuno extenso durante las horas de sueño tiene su final cuando desayunamos, razón que hace imprescindible esta actividad. Muchas de nuestras funciones cerebrales se duermen y necesitan del aporte energético que provee un buen desayuno para reactivarse y mantenernos con energía durante el día.

Es cierto que con la velocidad que empezamos casi siempre nuestro día, se convierte en un reto dedicarle el tiempo que se requiere al desayuno. Pero si lo planificamos con antelación es posible, a continuación algunos sencillos tips para lograr tu desayuno:



  • Mantén siempre disponible en tu nevera :
    • Fruta preparada (pelada, picada y lista para comer)
    • Jugos naturales
    • Yogur
  • Considera los huevos como parte del menú, son fáciles y rápidos de hacer y comer, además puedes incluir leche y cereal.
  • Piensa desde la noche anterior lo que desayunarás en la mañana.
  • Levántate cinco o diez minutos antes para tener el tiempo de sentarte a desayunar.


Evita las frituras y los ácidos.